DERECHO PENAL

Abogados Penalistas especializados tanto en la defensa penal como en la acusación.

Le proporcionamos asesoramiento previo y procesal respecto a toda clase de juicios y procesos penales, tanto si desea ejercitar acciones penales contra alguien, como si ha sido denunciado o si está en calidad de imputado en un procedimiento judicial ya abierto.
Asistiendo, en su caso a todo tipo de diligencias (tomas de declaración, asistencias al detenido tanto en dependencias policiales como judiciales, etc.)

CONSEJOS PARA LA DEFENSA PENAL
  1. Ante cualquier imputación o acusación penal encomiende su defensa a un abogado penalista de su elección.
  2. Si es detenido por la policía nacional, policía local, policía autonómica o la guarida civil, tiene derecho a nombrar un abogado.
  3. Aunque tenga derecho a un abogado de oficio sepa que los agentes de la autoridad o el juez deben concederle hasta 8horas para que llegue su abogado particular.
  4. Si le citan o llaman para declarar en la policía, guardia civil o el juzgado, llame inmediatamente a un abogado penalista de su elección.
  5. Tiene derecho a no declarar en la policía o guardia civil, y declarar, si lo desea, en el juzgado.
    En muchos casos, es mejor declarar en el juzgado y no en comandancia o en el cuartel, ya que su abogado tiene derecho a entrevistarse con usted después del trámite policial y antes de declarar en el juzgado. Además, su abogado podrá consultar las diligencias en el juzgado, si éstas no se han declarado secretas.
  6. No se deje amedrentar por la policía o guardia civil:
    • No declare usted bajo ningún concepto sin la presencia de su abogado.
    • No firme nada si no está delante su abogado.
    • Ante cualquier agresión, maltrato físico, amenaza o coacción, solicite el Habeas Corpus.
    • Si cree que le han detenido ilegalmente o sin motivo, solicite el Habeas Corpus.
    • Solicite un médico si está herido, tiene algún problema mental, ha consumido estupefacientes o alcohol.
    • Cuéntele a su abogado cualquier anomalía que haya observado en su detención.
  7. Guarde cualquier documento que le pueda ayudar en su defensa y recuerde los nombre u otros datos par identificar a los testigos.
  8. No deje su defensa para el último día: las primeras horas y días desde el comienzo de un procedimiento penal (atestado, diligencias, declaraciones, reconocimiento médico, etc…) son fundamentales para la defensa.
  9. Sepa que no está obligado a auto inculparse.
  10. Tenga en cuenta que una imputación, procesamiento o acusación penal pueden significar el ingreso en prisión, el embargo de sus bienes y su ruina o la de su familia.
  11. Si usted o alguien de su familia o un amigo tiene un problema penal, sepa que los abogados penalistas estamos especializados en defender a los ciudadanos para que, haciendo uso de su derecho defensa, intentemos resolver su situación de la mejor forma posible.
CONSEJOS PARA LA ACUSACIÓN PENAL
  1. Si usted ha sido víctima de un delito, un abogado penalista puede personarse como ACUSACIÓN PARTICULAR en el juzgado y presentar denuncia y querella contra las personas responsables del delito.
  2. Un abogado penalista personado como ACUSACIÓN PARTICULAR puede solicitar medidas cautelares contra la persona que le haya agraviado, tales como: detención, privación de libertad, libertad bajo fianza, embargo de sus bienes, registro del domicilio, de la empresa, etc.
  3. El abogado de la ACUSACIÓN PARTICULAR puede solicitar al Juez de la Instrucción que declare el secreto de las actuaciones, la intervención de las comunicaciones (teléfono, Internet, correo, etc.)
  4. El abogado de la ACUSACIÓN PARTICULAR puede proponer al Juez de Instrucción la práctica de prueba tales como declaraciones de testigos, peritos, del denunciante o querellante, del denunciado o querellado, pruebas documentales, etc.
  5. Su abogado pedirá para usted la máxima indemnización que le corresponda en concepto de responsabilidad civil.

ÁREAS DE ACTUACIÓN

·Interponemos querellas y denuncias contra personas físicas, personas jurídicas e instituciones.

·Delitos contra la libertad: tipo penal de acecho o acoso, detenciones ilegales cometidos por autoridad o funcionario público, secuestros, amenazas y coacciones (incluyéndose los matrimonios forzados).

·Delitos contra la libertad sexual: prostitución, abusos, agresiones sexuales a menores, pornografía infantil.

·Delito de trata de seres humanos.

·Delitos contra la intimidad y la inviolabilidad del domicilio: descubrimiento y revelación de secretos (apoderamiento de cartas, emails, interceptación de cualquier tipo de comunicación de la víctima sin su consentimiento, divulgación de imágenes personales etc.), allanamiento de morada.

·Delitos contra el honor: calumnia e injuria.

·Delitos contra los derechos y deberes familiares: del quebrantamiento de los deberes de custodia y de la inducción de menores al abandono de domicilio, sustracción de menores, abandono de familia, menores o personas con discapacidad necesitada de especial protección.

·Delito de impago de pensiones alimenticias: El progenitor no custodio (hombre o mujer) deja de contribuir al pago de la pensión de alimentos a su/s hijo/s que por resolución judicial viene obligado. Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestidos y asistencia médica de los hijos, incluyendo así mismo la educación y los gastos de embarazo y parto, en cuanto éstos no estén cubiertos de otro modo. Ante este incumplimiento también se puede acudir a la jurisdicción civil.

·Delitos contra la vida: lesiones, homicidio, asesinato, etc.

·Violencia de Género.

·Delitos de violencia doméstica (daño a la familia o a un miembro del hogar).

·Delitos de tráfico: conducción bajo efectos alcohol y drogas, exceso de velocidad, conducción sin carné, desobediencia a la autoridad, conducción temeraria y omisión del deber de socorro (subsumiéndose en el los supuestos graves de abandono a un menor desamparado o a una persona con discapacidad o denegación de asistencia a personas desvalidas de edad avanzada).

·Delitos contra la salud pública: tráfico de estupefacientes.

·Delitos imprudentes: negligencias médicas, imprudencias profesionales, homicidios imprudentes, lesiones imprudentes.

·Delitos contra la propiedad y el patrimonio: robo, hurto, extorsión, usurpación, defraudaciones.

·Delitos contra la propiedad intelectual e industrial.

·Delitos contra la administración de justicia: prevaricación, encubrimiento, acusación y denuncias falsas, simulación de delitos, falso testimonio, obstrucción a la justicia, deslealtad profesional, quebrantamiento de condena.

·Delitos contra el orden público: atentados contra la autoridad (incluyéndose los que se cometan contra funcionarios de sanidad y educación en el ejercicio de sus funciones), resistencia y desobediencia grave a la autoridad, tenencia ilícita de armas, tráfico y depósito de armas.

PROTECCIÓN DE MENORES

·Defensa en procesos de reforma, por la imputación a una persona menor de edad de hechos catalogados como delitos.

·Colaboración y seguimiento de la ejecución de las medidas de reforma.
Conocer la evolución del menor en las instituciones públicas o privadas a quienes se les encomienda la ejecución de la medida de cara a su defensa.

DERECHO DE EXTRANJERÍA

Según hace referencia el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en su articulo 12.1 y del Cuarto Protocolo del Convenio Europeo de Derechos Humanos en el artículo 2.1, el derecho de extranjería es el derecho a la libre circulación y residencia de los ciudadanos que el Ordenamiento jurídico internacional subordina su ejercicio al hecho de que la persona, independientemente de cual sea su nacionalidad, tanto si es nacional o extranjero, se encuentre legalmente en el territorio de un Estado.
El título II de la Ley Orgánica 4/2000, bajo la rúbrica “Régimen jurídico de los extranjeros”, regula los requisitos que estos han de cumplir para entrar en España y las diferentes situaciones en las que pueden encontrarse en territorio español.
Estableciendo que el extranjero debe cumplir para encontrarse legal en territorio nacional, no sólo la entrada regular en España, sino también que éste se encuentre en una situación de regularidad administrativa en territorio español. Es decir, en situación de estancia o residencia sea esta temporal o definitiva. De forma que, si el extranjero se halla incurso en cualquiera de las situaciones de irregularidad administrativa que contempla la Ley podrá ser expulsado del territorio en el que se encuentre ilegalmente o fuera de las normas internas del país.

Si fuera su caso, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

ÁREAS DE ACTUACIÓN:

·Autorizaciones de trabajo y residencia.
·Solicitudes de arraigo.
·Reagrupaciones familiares.
·Renovaciones de autorizaciones.